news / Para viajar en el 2021 hará falta un pasaporte de vacunación

La aplicación CommonPass creada por el grupo permite a los usuarios cargar datos médicos.

Supplier: SoloParaAgentes

Ahora que las vacunas contra el coronavirus comienzan a extenderse por el mundo, mucha gente puede comenzar a soñar con el día en que puedan nuevamente viajar, ir de compras y ver una película en un cine. Pero para poder hacer esas actividades, es posible que necesiten algo más además de la vacuna: un pasaporte de vacuna.

Varias empresas y grupos tecnológicos han comenzado a desarrollar aplicaciones para teléfonos inteligentes o sistemas para que las personas carguen los detalles de sus pruebas y vacunas de Covid-19, creando credenciales digitales que podrían ser mostradas para entrar en lugares de conciertos, estadios, cines, oficinas o incluso países.

Common Trust Network (Red de Fideicomiso Común), una iniciativa de la organización sin fines de lucro The Commons Project, con sede en Ginebra, y del Foro Económico Mundial, ya se ha asociado con varias aerolíneas, entre ellas Cathay Pacific, JetBlue, Lufthansa, Swiss Airlines, United Airlines y Virgin Atlantic.

La aplicación CommonPass creada por el grupo permite a los usuarios cargar datos médicos, como el resultado de una prueba de Covid-19 o, eventualmente, una prueba de vacunación de un hospital o un profesional médico, generando un certificado de salud o un pase en forma de código QR que puede mostrarse a las autoridades sin revelar información sensible. Para los viajes, la aplicación enumera los requisitos de los pases sanitarios en los puntos de salida y llegada en función de su itinerario.

Las grandes empresas tecnológicas también están entrando en escena. IBM desarrolló su propia aplicación, llamada Digital Health Pass, que permite a las empresas y lugares de reunión personalizar los indicadores que necesitarían para entrar, incluyendo pruebas de coronavirus, controles de temperatura y registros de vacunación. Las credenciales correspondientes a esos indicadores se almacenan en una cartera móvil.

En un esfuerzo por hacer frente al desafío de retornar a la normalidad después de que las vacunas se distribuyan ampliamente, es posible que los desarrolladores tengan que afrontar ahora otros desafíos, que van desde cuestiones de privacidad hasta la representación de la eficacia de las diferentes vacunas. Pero el desafío más apremiante puede ser simplemente evitar la aplicación desarticulada y el éxito desigual del anterior intento tecnológico de abordar la crisis de salud pública: las aplicaciones de rastreo de contactos.

pasaporte de vacunación

Al principio de la pandemia, Apple y Google dejaron a un lado su rivalidad con los teléfonos inteligentes para desarrollar conjuntamente un sistema basado en Bluetooth para notificar a los usuarios si habían estado expuestos a alguien con Covid-19. Muchos países y gobiernos de todo el mundo también desarrollaron y utilizaron sus propias aplicaciones.

Para fomentar una mejor coordinación esta vez, la Fundación Linux se ha asociado con la Iniciativa de Credenciales Covid-19, un colectivo de más de 300 personas que representan a decenas de organizaciones en los cinco continentes y también está trabajando con IBM y CommonPass para ayudar a desarrollar un conjunto de normas universales para aplicaciones de credenciales de vacunas.

Parte de la garantía de un uso amplio de los pasaportes de vacunas es la contabilización del gran subconjunto de la población mundial que todavía no utiliza o tiene acceso a los teléfonos inteligentes. Algunas empresas de la Iniciativa de Credenciales Covid-19 también están desarrollando una tarjeta inteligente que se sitúa a medio camino entre los tradicionales certificados de vacunas en papel y una versión en línea que es más fácil de almacenar y reproducir.

Una vez que se tenga un pasaporte de vacunas, las compañías tendrán que asegurarse de que la gente se sienta cómoda usándolo. Eso significa enfrentar las preocupaciones sobre el manejo de la información médica privada.

CommonPass, IBM y la Fundación Linux han enfatizado en la privacidad como elemento central en sus iniciativas. IBM dice que permite a los usuarios controlar y consentir el uso de sus datos de salud y les permite elegir el nivel de detalle que quieren proporcionar a las autoridades.

Con vacunas fabricadas por múltiples compañías a través de varios países y candidatos vacunales en diferentes etapas de desarrollo, hay muchas variables que los fabricantes de pasaportes tendrán que tener en cuenta.

Visit www.caribbeannewsdigital.com/es/tecnologia-y-turismo/para-viajar-en-el-2021-hara-falta-un-pasaporte-de-vacunacion for more information.